¿A quién se dirige y qué valor aporta?

  • Idóneo para empresas/autónomos que generan ventas repetidas a clientes, y que conceden crédito comercial a corto plazo a sus clientes, tanto privados como Organismos Públicos, tanto de ámbito nacional como internacional.
  • Empresas con necesidad de financiación de su capital circulante y que no desean consumir su capacidad crediticia (NO consume CIRBE).
  • Empresas que deseen reducir los saldos de clientes mejorando de este modo los ratios de su Balance.
  • Empresas con volumen de cartera de clientes y con necesidad de liquidez inmediata.
  • Empresas que buscan alternativas a los circuitos bancarios de financiación, no querer depender tanto del sistema financiero tradicional.
  • Empresas que tienen buenos clientes y no pueden o no quieren aportar garantías ni avales en su negocio de financiación societaria.
  • Empresas que deseen asegurar el cobro a su vencimiento de créditos comerciales, cubrir la insolvencia, por lo tanto eficacia en el cobro.
  • Empresas con un volumen importante de facturación con entidades y organismos de la Administración Pública proclives a pagar a plazos largos o con demora.
  • Empresas exportadoras que deseen una gestión administrativa eficiente de sus cobros a clientes extranjeros.
  • Empresas que buscan una gestión administrativa y contable más eficiente de su cartera de clientes (confección de documentos de cobro, conciliación de cuentas, solicitud de informes comerciales, tramites de cobro, reclamación de impagados, reducción del tiempo de profesionales para dedicarse a otras cosas de valor…) Permite pasar de costes fijos administrativos a costes variables.
  • Empresas que buscan una centralización de la gestión de la tesorería, por lo tanto mayor control.
  • Empresas exportadoras que deseen una gestión administrativa eficiente de sus cobros a clientes extranjeros.

Ventajas para el Cliente

  • Se les anticipa liquidez para que se centre en su actividad.
  • Se les asegura el cobro de sus créditos comerciales a vencimiento.
  • No hay recurso contra el cedente.
  • No incrementa sus riesgos en CIRBE.